Visita el Templo de Edfu al viajar a Egipto todo incluido

El Templo de Edfu, uno de los mejores templos conservados hoy en día que fue dedicado al dios Horus y se encuentra en la ciudad de Edfu, en la ribera occidental del río Nilo y es un gran punto turístico que visitar en tu viaje a Egipto.

El Templo de Edfu se construyó entre el año 237 a.C. y 57 a.C durante la era Ptolemaica, tras la conquista de Egipto por parte de Alejandro Magno en 323 a.C. Sus sucesores, los Ptolomeos, eran griegos, pero imitaron las tradiciones y replicaban la arquitectura de los egipcios de la época.

Ptolomeo III fue quien inicio la construcción del templo, continuado por su hijo, Ptolomeo IV Philopator. Después varias sucesiones, no fue hasta Ptolomeo XII en 57 a.C quien concluyó la construcción del Templo de Edfu.

Arquitectura del Templo de Edfu

El Templo de Edfu es un templo greco-romano que fue dedicado al dios Horus, convirtiéndose en uno de los más grandes del Antiguo Egipto, solo por detrás del Templo de Karnak en Luxor, además de ser de los mejor conservados del país. Su longitud es de 137 metros y una altura de 36 metros.

Exterior del Templo de Edfu
Exterior del Templo de Edfu

Como hemos mencionado anteriormente, los Ptolomeos imitaban las construcciones arquitectónicas de la época faraónica y cuenta con varias instancias típicas de su arquitectura con el pilono, las salas hipóstilas, una cámara de ofrendas, además de la sala central y el santuario del templo.

El Templo de Edfu, a través de sus inscripciones en las paredes del templo, nos brindan información sobre su construcción, referencias mitológicas y religiosas y cómo vivían en el Antiguo Egipto. No obstante, el templo fue abandonado debido a que se prohibió el culto no cristiano en el 391 d.C.

Interior del Templo de Edfu
Sala Hipóstila del Templo de Edfu

En el techo de la sala hipóstila de columnas se puede ver dañado debido a que, cuando ocurrió esto, los cristianos quemaron cualquier imagen religiosa o estatua que no fuese cristiana, destrozando así cualquier culto de la época.

A partir de aquí el templo quedo abandonado y enterrado bajo las casas que se construyeron posteriormente. No fue hasta 1860, cuando el egiptólogo francés Auguste Mariette inició las excavaciones para desenterrarlo. La arena ha logrado mantener su perfecto estado de conservación hasta nuestros días.

Puede interesarte  Recomendaciones en Venecia, la ciudad de los sueños. 🎭

Estancias del Templo de Edfu

La entrada del Templo de Edfu, además de ser una de las mejor conservadas, nos muestra a través de su gigante pilono de 37 metros de altura, a Ptomoleo XII, el último gobernante ptolemaico que finalizó el templo golpeando a sus enemigos ante el dios Horus.

Sala hipetra de columnas

Tras el paso del pilono, nos encontramos con la sala hipetra rodeada por columnas en los costados y en la entrada a la siguiente sala del templo, donde las paredes aparecen decoradas con relieves. Desde la parte trasera del pilono se puede apreciar dichos relieves que continúan a lo largo del patio en su parte inferior tras las columnas.

Descubre el Templo de Edfu en Egipto
Sala Hipetra, Templo de Edfu

Estas inscripciones nos narran algunas de las historias mitológicas de las contiendas divinas de la época como la victoria de Horus e Isis sobre Seth al haber matado a su hermano Osiris, esposo de Isis; además del Festival del Bello Encuentro, donde se puede ver como la diosa Hathor navega desde el templo de Dendera, y el dios Horus desde el Templo de Edfú, para encontrarse a medio camino. Este encuentro se realizaba dos veces al año y en uno de ellos se desplazaban al templo de Dendera, y la segunda vez al templo de Edfu.

El Templo de Edfu, uno de los mejor conservados en Egipto
Entrada a la primera sala hipóstila

Finalmente, en la entrada a la primera sala hipóstila se puede ver una estatua del dios Horus con la doble corona del Alto y Bajo Egipto, dando acceso a la sala hipóstila.

La primera sala hipóstila

La sala hipóstila de las fiestas es la parte más antigua del templo y está compuesta de 12 columnas decoradas además de varias salas destinadas a las ofrendas, la Cámara de Consagraciones donde el rey o el sacerdote se vestían para los rituales situada la izquierda, y la Biblioteca a la derecha.

Descubre uno de los mejores templos del Antiguo Egipto
Techo de la Sala Hipóstila

El techo aparece quemado debido a la quema de imágenes religiosas realizada por los cristianos cuando prohibieron el culto a cualquier religión que no fuese cristiana.

La segunda sala hipóstila

Posteriormente, accederemos a la segunda sala hipóstila donde encontraremos nuevamente hileras de columnas a cada lado de la sala sosteniendo el techo intacto del templo con relieves interesantes sobre astronomía y representaciones del cielo.

Puede interesarte  ¿Cuáles son las mejores playas de Sicilia para disfrutar en verano?
Estancias del Templo de Edfu
Interior del templo

Entre las 4 pequeñas salas destinadas a las ofrendas, una de ellas es el famoso laboratorio donde se encuentran las fórmulas de las esencias y ungüentos egipcios que, posteriormente, los franceses emplearon para elaborar los perfumes más populares conocidos hoy en día.

El laboratorio de las esencias egipcias
Sala del Laboratorio

A través de una puerta con relieves de los barcos de Horus y Hathor accederemos a la sala de las ofrendas.

La sala de las ofrendas y el santuario de Horus

La sala de las ofrendas se encuentra comunicada con las terrazas a través de una escalera y da acceso a la sala central, lugar de la capilla dedicada al dios Min, el dios lunar, de la fertilidad y la vegetación.

La barca ceremonial de Horus
La barca ceremonial de Horus en el santuario

Tras la sala central llegamos al popular santuario del dios Horus, sin duda la parte más sagrada del templo el cual fue levantado con granito negro y donde se puede observar la mesa de ofrendas y la barca ceremonial en la que se llevaba a Horus durante los festivales. Por otro lado, en las paredes nos encontraremos con relieves donde se muestra a Ptolomeo IV realizando ofrendas y adorando a los dioses.

Comprar entradas para visitar el Templo de Edfu

Sin duda, la visita al Templo de Edfu es algo imprescindible en tu viaje a Egipto, aunque normalmente en los itinerarios de viajes por agencia se encuentra incluido. Si te interesa realizar una visita más detallada sobre el templo, puedes realizar una visita guiada en español por el Templo de Edfu y el Templo de Kom Ombo.

⭐ Visita guiada en español por el Templo de Edfu y Kom Ombo  ⭐

Visitar uno de los mejores templos conservados de Egipto, conocer más sobre la adoración a las deidades de la época y adentrarte más en la civilización egipcia es algo inigualable por lo que recomendamos encarecidamente que no perdáis la oportunidad de visitarlo. La entrada al templo suele costar unas 60 EGP (3,50€) sin guía, pero creemos que es mejor conocer los detalles de todo lo que rodea al templo de la mano de un profesional.

¿Qué te ha parecido el post?

Valoranos para seguir mejorando

Calificación general 5 / 5. Recuento de votos 3

¡Sé el primero en votarnos!

¡Gracias por votarnos!

Síguenos en redes sociales